El reciclaje, mucho más que un simple concepto

Hoy en día casi todo el mundo sabe lo que significa el reciclaje y las ventajas que proporciona al Medio Ambiente. Es mucha la información proveniente de medios de comunicación, gobiernos, entidades o empresas del sector que llega al ciudadano pero ¿se conocen todos los aspectos que intervienen en el proceso?

SONY DSC

Para responder a esta pregunta, vamos a informar sobre conceptos, trabajos y acciones que forman parte del trabajo diario de tratamiento y gestión de residuos que se realiza en una planta de reciclaje como nuestro Complejo Medioambiental La Vega:

Recogida selectiva: Consiste en agrupar y clasificar los residuos de acuerdo con sus características y propiedades con el fin de facilitar posteriormente su tratamiento. Gran parte de la responsabilidad de esta recogida recae en los ciudadanos que deben seleccionar en el hogar los residuos recuperables para depositarlos posteriormente en los contenedores adecuados. Es lo que se denomina como “separación en origen” Básicamente, entre los residuos que se incluyen en el listado de selectiva se encuentran envases ligeros (bricks, latas, botellas de plástico,…), papel y cartón y envases de vídrio.

Foso de residuos: Es el área de recepción de los residuos a procesar. Es la primera zona donde llega la basura tras su recogida. Puede configurarse en forma de “playa”, gestionada mediante pala cargadora, o bien en forma de “foso” efectuándose su gestión mediante puente grúa dotado de pulpo electro-hidráulico como es el caso de la Mancomunidad.

Separación: Proceso mediante el cual se separan los residuos según sus elementos, ya sean vidrios, metales, papel, plástico o símplemente materia orgánica con el objetivo de recuperar el máximo posible.

Triaje Manual: Es la separación de residuos realizada de forma manual por operarios en la planta. Actualmente, gracias al avance tecnológico, se realiza normalmente para separar grandes objetos depositados en el contenedor de RSU como ruedas, cajones de pástico, sacos,… Permite no solo mejorar el proceso de reciclaje sino también evitar problemas de funcionamiento de maquinaria en la planta.

SONY DSC

Triaje Automático: Es la separación de residuos realizada a través de un proceso tecnológico avanzado sin la participación de personas. Se dirige especialmente a separar metales férricos, envases de plástico ligero o aluminio. En el caso de la planta de reciclaje de la Mancomunidad, utiliza lectores ópticos que miden la densidad del objeto para separarlo del resto.

Afino: El área de afino o refino es la última fase de tratamiento de RSU y lleva como resultado la generación de compost. Los residuos pasan directamente de la zona de fermentación a este área que cuenta con tres fases complementarias con el objetivo de eliminar todo resto de impurezas que quede entre los residuos. Para ello se utiliza diferentes tromel, que es una máquina destinada a la separación y clasificación de materiales mediante un cilindro que actúa como una criba, separando con su movimiento los diferentes materiales. A medida que se pasan por cada fase interna, el tromel es más pequeño, por lo que da un movimiento más veloz y tiene una criba más pequeña. En esta fase también se genera rechazo, es decir, aquella parte de la basura que no se puede reciclar, que va directamente al vertedero.

Compostaje: Es el proceso que se utiliza para convertir los residuos orgánicos en un abono especial, denominado compost, que se puede reutilizar en agricultura.

Vertedero controlado: Espacio de grandes dimensiones donde se deposita el residuo que tras el proceso de recuperación y compostaje no podrán ser reutilizados con el objetivo de evitar daños en el medio ambiente. Cuentan con una revisión permanente y periódica por parte de técnicos cualificados y puede sellarse una vez se haya completado su espacio, aunque continuará necesitando mantenimiento, vigilancia y control durante un plazo determinado.

Como se puede apreciar, el reciclaje es un proceso arduo y complejo que necesita de la acción de muchos agentes involucrados. Por eso pedimos a los ciudadanos colaboración para que la tasa de recuperación sea cada vez mayor y favorecer al cuidado del medio ambiente.

Aunque todos lo sabéis no viene mal recordar lo que hay depositar en cada contenedor: el vidrio al contenedor verde, el papel y cartón al contenedor azul, los envases al amarillo y el resto de residuos como alimentos, materiales orgánicos… al contenedor gris.