La visita de un proyecto que busca reciclar vidas

La Mancomunidad de Servicios La Vega ha recibido este martes a los alumnos del curso “Gestión y tratamiento de residuos”, enmarcado dentro del proyecto social “Recicla para cambiar vidas” de Ecoembes, con el objetivo de ofrecer información práctica a las materias teóricas que han dado durante la formación.

El grupo ha seguido con atención las explicaciones de nuestro coordinador de admisión, tratamiento y logística de residuos, Raúl Villa, que les ha permitido conocer el trabajo que realiza la entidad en el tratamiento y revalorización de los residuos.

Los alumnos han sido testigos del funcionamiento y la tecnología que se utiliza en estas instalaciones, y de cómo se ha evolucionado del trabajo de tratamiento manual al automatizado. De esta forma, el grupo conoció la estructura y equipamiento técnico que se usa en el Complejo Medioambiental La vega para recuperar el mayor porcentaje de RSU posible, así como para clasificar los envases de plástico, bricks y demás residuos depositados en el contenedor amarillo por la ciudadanía.

Asimismo, han conocido ‘in situ’ observado el recorrido que realiza la basura desde su entrada en el complejo, comenzando por la llegada del camión y la descarga la RSU en el foso. A partir de aquí comienza un complejo proceso que incluye el transporte de los residuos hasta la cinta transportadora (unas 5 toneladas aproximadamente por cada descarga), la entrada a la primera cabina de triaje manual donde el personal de Mancomunidad quita de la cinta lo más voluminoso (plásticos, cartones, ruedas,…) y los deposita en diferentes cubas, el paso por el tromel para la primera separación,… Un proceso complejo que podría facilitarse con la colaboración ciudadana a la hora de separar en casa y depositar los diferentes residuos en los contenedores correspondientes.  

Asimismo, el técnico de la Mancomunidad se encargó de describir gráficamente el proceso de separación selectiva de envases de plástico, brick y latas (contenedor amarillo), cuyo recorrido por la planta pasa por cuatro zonas de lectores ópticos que los separan según densidad, lo que permite clasificarlo según su tipología y favorecer su posterior reciclaje.

Por último, han podido conocer las previsiones de mejora que la la Mancomunidad quiere introducir próximamente para consolidarse como entidad referente en reciclaje y responsabilidad con el Medio Ambiente.

Además de participar activamente, el grupo ha podido comprobar de primera mano todo lo explicado gracias a un recorrido realizado por una pasarela en el interior de la planta, además de visitar el área de fermentación y tener una vista del vertedero controlado ubicado dentro del Complejo.

Como viene siendo habitual en las visitas al Complejo Medioambiental La Vega y siguiendo con la labor de sensibilización y concienciación ciudadana que desarrolla la Mancomunidad, se informó al grupo sobre los beneficios que conlleva la separación de residuos en origen, y se puso en valor todo el trabajo que desarrolla la entidad.